Tenías que estar aquí


Porque las alegrías dejan de ser plenas si falta alguien con quien compartirlas.
Porque no es justo que tu ausencia me robe las sonrisas que se merece ver a quien le debo todo.
Porque todos los días comprabas dos periódicos y me hubieses enseñado mucho.
Porque tenía muchas cosas que preguntarte aún.
Porque no tendré con quién enfadarme por no decirme nada.
Porque ni siquiera sé si te lo tomaste en serio.
Porque hay días que da mucha rabia poder ver en la tele lo que una quiere sin que lleguen y se lo quiten.
Porque gana el Sevilla, porque abdica el Rey, porque oigo un ruido en el coche, porque me quedé sin tabaco, porque tenemos un bautizo.
Porque mil y pico días no acostumbran a nadie a no verte.
Porque te fuiste de muy mala manera y no debía haberte tocado.
Porque a veces te veo por la calle, u oigo tus llaves, o me sorprendo haciendo algo como tú.
Porque sí.  Porque te echo de menos,
tenías que estar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s