Sin cafeína


Le encantaba preguntarlo todo, siempre. Incluso cuando sabía que no le iba a gustar la respuesta. Creo que especialmente cuando no le iba a gustar la respuesta. Y no se conformaba con saber. Además, quería entender las cosas desde la base al infinito.

Al menos, con el tiempo, había aprendido a reprimir sus impulsos, a esperar, a no enseñar todas sus cartas y a considerar con paciencia que, a veces, algunas preguntas se responden solas.

Y sin embargo allí estaba, frente a mí, con tantas interrogantes para las que ella misma había tenido que montar un esqueleto sobre una hoja en blanco. Construyó tantos esquemas que un día ya no supo distinguir entre lo real y lo inventado. Bueno, inventado no, justificado más bien por falta de algunas frases que no le dijeron nunca y que ella tuvo que completar como pudo.

Cerrar capítulos, eso es. A eso se refería mientras daba pequeños sorbos a una lata de Coca-Cola sin cafeína. Ya era tarde, y en los últimos años había tenido unos cuantos problemas con Morfeo, no se la jugaba. En cambio, para la vida… ahí sí que se la jugaba sin miramientos..

Porque la vida −decía− no es como una lata de refresco.

2013-11-03 02.54.41La vida necesita el estimulante, exige mantenerse despierto; no se le puede quitar ni un ingrediente. E igual que la Coca-Cola, existen vidas light, zero, sin cafeína. Y eso ni es Coca-Cola ni es vida. Cuánto se ha perdido con estas modas nuevas de lo light, de lo incompleto. La normalización construye la lógica, cuando debería ser al revésY, después de todo, venimos aquí  Dios sabe para qué, pero un ratito sólo, eso está claro. Yo no quiero colas light, menudo sufrimiento. Hay que ir a por todas, que ya se encargará el destino de quitarnos hasta las burbujas si hace falta. Pero no me conformo con un ingrediente menos ya de partida. 

Lo cierto es que la Coca-Cola no era tal, llevaba espirituosos. Quien hizo la ley hizo la trampa: Morfeo la acompañaría de todas, todas. Y a lo mejor, en un sueño, le revelaba alguna respuesta escondida y podía pasar, por fin, a la siguiente pregunta. Porque, aunque no le gustase la respuesta, ella siempre quería saberlo todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s