Freud


¿Y si resulta que te ha quedado estigma? ¿y si resulta que tú no tienes miedo, pero tu subconsciente sí? Cuando el subconsciente te da una patada, lo notas. Te preguntas por qué se empeña en atormentarte con imágenes o frases de cualquiera tiempo pasado que decides olvidar. Cueste lo que cueste, pese a quien pese… menos a él. Se dedica a enviarte mensajes contra los que estás luchando. Pero ¿y cuando ni siquiera te manda un mensaje? ¿y cuando se te escapa de las manos la explicación lógica de ese Pepito Grillo tan particular porque, de repente, te ha tirado la chistera, sin más? el bastonazo queda claro, pero quitarse el sombrero con tal chulería y ofrecértelo sin un sentido… Ah,no, perdón, éste no es el subconsciente: es el inconsciente. Surge el conflicto, la neurosis… bla, bla, bla, bla,bla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s