Mi cadencia.


Me quedé prendada de tu pelo.

Tu sonrisa, arma de doble filo

…y tus brazos.

Esos que me estrecharon un día

para dejarme sin respiración.

Y ya nunca jamás recuperé

mi cadencia con el aire.

Sonrisa sincera, sorprendida,

exultante, desgarradora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s