El día que había pasado un año.


Fue de madrugada, sin querer…
Un simple gesto, y muy poca vergüenza compartida que terminó en explosión .
Nuevos mundos descubiertos en un parpadeo con la fascinación de un niño la mañana de Reyes.
Conmocionados por las sensaciones de la FUSIÓN.
Entrelazar las manos, entrelazar los cuerpos, entrelazar las almas…
Que te aprieten con fuerza y te desmontes.
Encajar.
No descoserse.
Disfutar.

¿Cuál es tu excusa? Mi excusa eras tú.

Y cuando menos te lo esperas, han pasado 366 días, con sus 732 noches de doce horas, si no más.
Pero tú lo sabes… sabes que ERA YO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s