Cambiar de rumbo.


A  veces me pregunto dónde está toda esa gente que un día me tuvo cariño y que pensó que yo valía la pena.

¿Dónde todos aquellos a los que algún día -o muchos- di una parte de mí sin condiciones?

¿Dónde quedaron mi dedicación y mi afecto? ¿Derrochados?

Cómo te van robando tu esencia a pedacitos… a fuerza de dejarla ir por el desagüe del olvido.

Cuántas almas a las que he querido y que un día, sin más, desaparecieron y dejaron tras de sí tan sólo el triste aroma de la nostalgia de los momentos vividos.

Nostalgia… sí. Nostalgia de instantes que nunca morirán; que ahí están, bien guardaditos en un rincón precioso de mi vida y mi memoria.

¿Eres tú? ¿te das por aludido? Pues haz algo. Y si la culpa es mía házmelo saber.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s