IN MEMORIAM (octubre de 2011)


IN MEMORIAM JAVIER FERNÁNDEZ-PALACIOS CARMONA

En la tarde noche del viernes día 3 de junio de 2011, cuando la Hermandad filial en Sevilla de Ntra. Sra. De la Sierra estaba con los preparativos de su anual peregrinación a la sierra cordobesa de la localidad de Cabra, fallecía cristianamente nuestro hermano D. Francisco Javier Fernández-Palacios Carmona, hermano de la Hermandad Sacramental de San Roque; integrante en muchas ocasiones que fue de su Junta de Oficiales comoPrioste, Diputado Mayor de Gobierno, Mayordomo y por último y en activo como Teniente de Hermano Mayor.
Vecino de esta colación y miembro de una familia de importante grupo de hermanos de esta corporación de San Roque. Nuestro hermano Javier, luchó en todo momento y con ejemplar entereza, contra la enfermedad que le había tocado sufrir en los últimos tiempos, dándonos a todos los que le conocimos una gran lección de humildad y de buen cristiano, haciendo suyo y con especial dignidad humana el pasaje que representa en el paso de Cristo de nuestra hermandad, con Nuestro Padre Jesús de las Penas cargando con la Cruz y ayudado por el Cirineo (que en este caso su cruz fue la enfermedad y el cirineo su esposa, que le acompañó y le ayudó hasta el final).
Javier fue hermano de san Roque desde muy pequeño, y siempre muy vinculado a nuestra Hermandad, pues no en vano, era hijo de N.H.Dª Regla Carmona Navarro, camarera que fue de la Santísima Virgen de Gracia y Esperanza, y a excepción del último año, en que la enfermedad que lo asolaba se lo hizo imposible, nunca faltó a su cita del domingo de Ramos para hacer Estación de Penitencia.
Participó en casi todas las estaciones de penitencia que pudo realizar de nuestra cofradía, hasta el final de sus días terrenales. Siempre tuvo a la Hermandad presente en su corazón y siempre profesó a Nuestro Padre Jesús de las Penas y a Nuestra Señora de Gracia y Esperanza gran devoción. No faltó, en ningún caso, a los cultos de regla en nuestra Hermandad, y muy especialmente, acompañando al Santísimo Sacramento cada jueves como fiel devoto suyo.
Este último Domingo de Ramos, y durante la salida de nuestra cofradía, fue el momento en el que, haciendo un esfuerzo supremo, por lo avanzado de su enfermedad, quiso acercarse hasta sus sagradas imágenes haciendo la llamada en el paso de Jesús de las Penas para que intercediera por él al Padre Celestial, y ésta, resultó ser la última ocasión en la que pudimos contar alegremente con la presencia de Javier en nuestra parroquia.
En la cofradía, y durante varios años, fue Fiscal del paso de la Santísima Virgen de Gracia y Esperanza, puesto que desempeñó sin igualable maestría y que le causaba especial ilusión, pues siempre decía que de allí, al Cielo.
Javier Fernández-Palacios siempre estuvo pendiente de todo cuanto acontecía alrededor de su Hermandad y de su Parroquia, y de esta manera lo vivió; gozando, disfrutando y algunas veces, a la vez sufriendo como si de algo propio se tratara; siempre respiraba y sentía en clave “San Roque” y puso especial empeño en que las nuevas generaciones que se iban incorporando a la Hermandad, se inculcaran de este mismo espíritu de entrega, dedicación y sacrificio.
Intensificó los lazos de unión entre todas las corporaciones que pertenecían a la parroquia, poniendo un especial empeño en la Hermandad de Nuestra Sra. De la Sierra, a la que le tenía un cariño especial, y donde participó en casi todo lo relacionado con la misma (viajó a la sierra cordobesa de Cabra, asistió como representante de San Roque a los cultos anuales, a los pregones, participó en la procesión, etc.).
Desde este día 3 de junio de 2011, la Hermandad de San Roque está triste y se une al dolor de su familia, de su mujer, de sus hijas, y de sus hermanos, y eleva una oración por su alma al Santísimo Sacramento del altar.
Como no podía ser de otra forma, sus restos mortales se despidieron cristianamente en su Parroquia de San Roque rodeado y acompañado en todo momento de su familia, de la Junta de Gobierno en Pleno, de sus amigos y de una gran multitud de conocidos que no quisieron dejar de estar junto a él en su despedida.
Descanse en paz. Amen.
Antonio F. Barrero Castro.
Hermano Mayor de la Hermandad de San Roque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s