IN MEMORIAM (febrero de 2012)


-BOLETÍN HERMANDAD DE SAN ROQUE FEBRERO DE 2012-

IN MEMORIAM JAVIER FERNÁNDEZ-PALACIOS CARMONA
En la Sevilla cofrade y algo más allá de
estas fronteras, era para todos conocido como
“Javier el de San Roque”. No hacían falta ni
apellidos ni más distinciones. Lo conocimos
muchos de los hermanos de San Roque y del
barrio, y cuando hablábamos de él,
relacionábamos a la buena persona y amigo
que supo infiltrarse entre todos y empaparnos
de su amistad y su bondad.
Persona de constitución normal, ni grande
ni pequeño, a diferencia de su corazón, que
era lo más grandioso que poseía, donde todo
tenía cabida. Le gustaba la perfección, siendo
excesivamente exigente con todo lo
relacionado con la Hermandad y consigo
mismo, con su forma de ser y sus principios,
los cuales eran el estandarte para su forma de
vida, que consagró a su familia, a la
Hermandad y sus amigos.
Poseía muchos dones. Era honesto, noble,
generoso, sincero, recto, justo y cabal. Tenía
sabiduría y gracia sevillan,a cuajada del más
puro entusiasmo cofrade. Cualidades éstas
que perfectamente encajaba en todos los
momentos, tanto en sus relaciones familiares
como personales en el día a día.
Siempre en su barrio, en su parroquia y en
especial en su Hermandad de San Roque. No
dudó en ayudar en todo lo que sabía (que no
era poco), con su entusiasmo y trabajo, y
como un hermano más, colaborando
intensamente y entregándose en la vida
cotidiana, en el día a día, en lo interno y
externo, no dudando nunca en integrar a los
suyos en la Hermandad.
Se le llenaba la boca al hablar de su barrio,
parroquia y Hermandad, pues fue conocedor
como pocos de todo lo relacionado con estos
tres mundos. Como siempre, con alegría y
entusiasmo, muchas veces nos contaba y
recordaba las cuantiosas y simpáticas
anécdotas que le acaecieron durante su
apasionada vida.
Era una persona a la que le gustaba
complicarse la vida, involucrando a todo el
que podía en gestas que a priori parecían
imposibles de conseguir, y a las que algunas
veces se le ponían todas las pegas posibles,
aunque una vez hechas realidad, parecían
hasta sencillas (sin embargo por detrás del
telón se encontraba el empeño, el sacrificio, el
esfuerzo de Javier y cómo no, también
aparecían los sinsabores propios de la
incomprensión). Y lógicamente, esto ha
dejado su herencia, que no es otra que el
patrimonio material, y sobre todo, el más
importante de todos, el “inmaterial”, que es el
recuerdo que siempre tendremos de él los que
le conocimos.
En la Hermandad, vistiendo la túnica de
nazareno, era todo un clásico. Nazareno de
rancio abolengo, de los de antaño. La vestía
con orgullo, repleto de sevillanía y conocedor
como nadie del mejor de los usos de la capa,
pues no en vano, en los inviernos gustaba del
rito de esta prenda española.
En la cofradía, y durante varios años, su
sitio fue el de Fiscal del paso de la Santísima
Virgen de Gracia y Esperanza, puesto que
desempeñó sin igualable maestría, lo que le
causaba una especial ilusión, pues siempre
decía que de allí al cielo.
Siempre llevó a gala el ser miembro de la
Junta de Gobierno de su Hermandad de San
Roque, y en los años en que perteneció a ella,
trabajó aún más, poniendo más empeño y
voluntad, contribuyendo siempre a su
engrandecimiento con la ejecución de sus
anhelos (que tampoco fueron pocos).
A Javier se le llenaba la boca hablando de
las cosas de la Hermandad en las que de
alguna manera se había involucrado en
conseguir. Pero al final de sus días, le oí decir
que de lo que más orgulloso se sentía era del
Sagrario de plata para el altar de la
Hermandad (al que llamaba “La Casa de
Dios” a los pies del Señor de las Penas).
Y porque Dios todo lo dispone en
beneficio de los que le aman, aunque
nosotros no lo entendamos, también desde
nuestras filas, el Señor quiso llevarse a su
presencia precisamente en el mes de Junio,
mes Eucarístico por excelencia, a un nazareno
más de San Roque para que compartiera con
Él su Reino para siempre.
La Junta de Gobierno y la Hermandad
dibujó su convocatoria con orla de luto por el
fallecimiento, nada menos, que de Javier
Fernández-Palacios Carmona, Teniente de
Hermano Mayor en activo y hermano
distinguido por su extrema dedicación callada
y constante para con su Hermandad de San
Roque, al que siempre recordaremos, y muy
especialmente revestido con el hábito
nazareno, puntual con la cofradía, marcando
el tiempo EXACTO de la HERMANDAD,
todos los Domingos de Ramos.
El Señor de las Penas se lo ha llevado junto
a Él. Lo quiso pronto a su vera, para
compartir su Reino, y también para
enseñarnos algo. No me cabe la menor duda
que la llamada del Señor a Javier, ha sido para
recordarnos a todos, y singularmente a
nosotros, los hermanos de nuestra
Archicofradía, cuál ha de ser el ejemplo de
cofrade de San Roque integral y de cristiano
cabal.
El recuerdo de Javier es el del nazareno
que nos evoca la medida exacta del tiempo de
Dios. Por esto, debemos seguir llevando
nosotros la vida de hermandad los 365 días
del año, como él ejemplarizó con su entrega y
dedicación, con el tiempo de la oración y del
servicio a la Hermandad, a Jesús de las Penas
y su bendita madre Ntra. Sra. de Gracia y
Esperanza.
Su mujer e hijas quisieron que el final fuera
engrandecer más aún si cabe a la Parroquia y
la Hermandad de San Roque, pidiendo que
las exequias fúnebres por su eterno descanso
se realizaran en la Parroquia, en el altar de la
Hermandad, justo delante del Sagrario, donde
habita el Santísimo Sacramento del Altar, al
que tanto amó y adoró, y ante las imágenes
sagradas de Ntro. Padre Jesús de las Penas y
Ntra. Sra. de Gracia y Esperanza, con las que
continuamente soñaba. Como no podía ser
de otra forma, fue acompañado
corporativamente por la última Junta de
Gobierno a la que pudo pertenecer como
Teniente de Hermano Mayor. Voluntad que
así se cumplió.
Hoy, entendemos que está gozando con el
Padre Celestial, y rodeado de tantos o más
amigos de los que aquí tenía, y seguro que ya
le han encargado formar alguna Hermandad y
organizar la más larga cofradía que jamás
pudiéramos conocer, para que nunca se nos
borrara su recuerdo.
Descanse en paz. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s