El oxímoron perfecto


Aires frescos y decrépitos se trenzan a lo largo de la vida.

El resultado de la experiencia, que te hace sagaz a lo venidero …o no.

Quizás sólo te pone trabas al no poder desanclarte de lo aprehendido.

Dicen que tan solo el hombre tropieza con una misma piedra

una y otra vez… ¿será verdad?

¿Cuál es el resultado de los aprendizajes? ¿Cuál es el bueno?

¿El que no te hace perder la esencia de quién eres?

¿O el que te hace estar alerta para prevenir lo que a lo mejor no se da?

Somos el producto de lo que vivimos. ¿Cómo afrontarlo?

Con valor y miedo… oxímoron perfecto del devenir de los días.

¿Fracaso? ¿Frustración?

¿O ilusión? ¿Poner tu vida en manos de la esperanza?

Porque no todo tiene por qué ser siempre igual.

Algún día ha de ser el camino más fácil, por necesidad.

Aunque… si existiesen Dios y la justicia, probablemente, el mundo sería otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s