Contrariedades del alma


Contrariedades del alma…

Un quiero y no puedo. Un puedo y no quiero. Un… quiero, y no quiero. Y desgraciadamente… un puedo… y no puedo.

¡Qué desagradables pasadas nos juega nuestro cerebro!

Porque están el alma… y el cerebro. Dicen los entendidos que el alma está en el cerebro. Yo creo que no. El raciocinio se separa con pequeños cortocircuitos interneuronales que controla el subconsciente. ¿Por qué, si no, uno es capaz de realizar los mejores planteamientos y, sin embargo, algo ahí, no nos deja? ¿Se trata tan sólo de que no sabemos poner en práctica las técnicas para hacer entrar en razón al alma? ¿Será que no sabemos poner los grilletes al subconsciente? ¿Será que… no queremos?

Qué difícil aceptar. Qué difícil resignarse. Qué difícil sobrellevar la impotencia….

La impotencia lleva a la rabia; la rabia, a la desesperación; la desesperación a la tristeza; la tristeza… a la tumba.

¡Pero qué mal estamos hechos! Todos nos maravillamos de lo inteligente que es el cuerpo. Se abre una herida, y allá que van las plaquetitas a cogerse de las manos y cicatrizar la piel.

¿Qué les pasa? ¿No saben el camino al alma? ¿Por qué no esa hermandad con los dolores más grandes? ¿Por qué esa torpeza?

Inteligencia emocional, que le llaman: la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.

¡Manejarlos! No tiene guasa…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s