Carta a nadie.


Ayer… ayer “era UN DÍA”.

Un día que me hubiese encantado celebrar contigo, pero tú no estabas. Y quizás tú no estabas ese mismo día del año pasado. De hecho, no: no estabas. No sé determinar cuándo te perdí, pero desde luego, no fue en mayo.

Pretendes justificarte con que yo dejé de poner de mi parte… qué cinismo…

No eres capaz de reconocer que no estabas enamorado. Nunca fuiste capaz. Te lo puse en bandeja… Simplemente, yo, te lo pregunté a la cara. Y la respuesta siempre fue positiva. No tuviste valor. Valor de reconocerte a ti mismo que ya no significaba nada para ti. Valor para reconocerme que ya se había apagado tu llama. Valor para llegar a la conclusión de que, a lo mejor, el amor no es infinito; que tiene fecha de caducidad.

Porque eso sería lo mismo que perder la esperanza. Descubrir que, pese a los propios deseos, los sentimientos cambian, las cosquillitas desaparecen y la pasión se ahoga.

¿Pues sabes qué? Mi amor no caducó. Ahora está podrido, corrupto, abocado al suicidio, pero eso es porque calcularon mal la fecha en que habría de perecer.

Y ahí me encuentro yo, con un yogur que dice estar vivo pero que no es comestible. A cualquiera haría vomitar. No  hay estómago que lo soporte. Y no quiere llegar el día marcado en la tapa y poder, por fín, con toda responsabilidad y buen juicio, tirarlo a la basura.

Cuando compré ese yogur no traía nada impreso. Pero debe ser que fuimos a supermercados diferentes. Por ahorrar un poco, mira lo que te pasó. Y en el mío, como por arte de magia, después de aquél día apareció, de repente, borroso, un atisbo de cifras que indicaban que entre mis manos tenía un artículo perecedero.  Creo que lo escribiste tú. Pero, con las prisas, esa fecha no se ve… y creo que he de esperar a que llegue el día sin saber si será hoy, mañana, o dentro de muuuucho tiempo.

De momento he dejado ese yogur en un rincón y en su lugar aparecen magdalenas (vaya por Dios, iba yo a quedarme sin comer…). Magdalenas de las que Proust algo sabe. Esas magdalenas evocadoras de un beso, de risas, de buenos momentos compartidos y sólo nuestros que se han desvanecido y sólo parecen sobrevivir en mi recuerdo.

¿Tú te acuerdas? Seguro que no. Ahora estás tan ocupado con reunir nuevos bocaditos para mañana que no tienes tiempo de añorar nuestra felicidad, que fue mucha, que fue GRANDE.

Y no, lo siento, no me sale del alma desearte que seas feliz -tampoco lo contrario-. Porque más que mi dolor, me duele saber que tú eres feliz… y yo no. Que tú tienes ilusiones… y yo no. Que a tí te susurran que eres lo mejor del mundo… y a mi no.

Al parecer la vida es una gran putada sólo para algunos. Y no es justa. No es justo que yo tenga dos grandes ausencias en mi alma y tú ninguna. No es justo que yo haya muerto desde que te fuiste y que tú hayas empezado a vivir desde que te deshiciste de mi. No es justo que yo no pueda tirar de mí  misma y que tenga que tirar de los demás, mientras tú, tan plácidamente, tengas lazos que te ayuden cuando tú puedes contigo y con más.

Después de haber vivido en el infierno, sabiendo que tienes la puerta al lado pero que has perdido las llaves, salir es… como lo de menos… Ya uno se cansa de ser fuerte. Se cansa de buscar y buscar y decide que, quizás, lo mejor es acomodarse a las llamas e intentar sobrevivir ardiendo. Las llaves, ya aparecerán.

Puedes pasar horas buscando algo y el día menos pensado, aparece.

Buscar es aburrido, monótono y desesperante. Así que dedicaré tan solo unos minutos al día, por si acaso…

Ya ves… no consigo ordenar mis ideas. Ni siquiera poniéndolas por escrito. Tengo muchas, y muy claras, eso sí, pero a lo mejor el problema está en ese desorden que lo envuelve todo y que me impide avanzar con la serenidad que necesito.

Voy a intentarlo… más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s