Me importa que me aporta.


Ayer me dijeron “Vais a ser periodistas. Estáis aquí porque sentís la necesidad de comunicar“.

Me han descubierto.

De aquí hacia atrás tan sólo hay publicadas unas cuantas notas más o menos recientes. Pero cuántas cartas se han perdido en cajones revueltos u ordenadores estropeados que algún día suscribí.

Aunque… mi necesidad de comunicar no responde exactamente al proceso que la define. Soy emisora. La recepción del mensaje no es intrínsecamente necesaria. Quizás, algún día, alguien llegará aquí y expresará su opinión, pero ¿y si no? Pues nada.

De algún modo, mi necesidad es transcribir a un código escrito -más o menos estético- lo que puede que se pierda en el alma si no le pones nombre. Da igual la exactitud del sustantivo. Sólo el proceso de extracción ya merece la pena.

Muchos nos sentimos bien subiendo a una montaña, reuniéndonos con nuestros amigos, dando un beso a quien queremos o escuchando grandes canciones. Yo, además, me siento bien cuando encuentro tres o cuatro palabritas que, juntas, conforman un “todo” visceral escrito.

No me importa la calidad, no me importa quién lo lea, no me importa si “llega o no llega”(bueno… sí me importa).
Me importa que me aporta.

Y como, en muy poco tiempo, he aprendido tantas cosas nuevas, habrá que ordenarlas para que vayan adquiriendo un poquito más de sentido. Y esta es mi forma.

Anuncios

Un pensamiento en “Me importa que me aporta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s